MAMAS EN ACCION

REFORESTAR EL ALMA

Hace mucho tiempo atras en medio de un proceso de destierro emocional y físico, describía mi sentir como «transmutar el desierto».⠀

Entendiendo por desierto esas heridas de desamparo, dolor, abusos y soledad que había podido nombrar y vuelto a sentir.⠀


Comprendiendo que esa transmutación sólo es posible, en la adultez, con decisión y compromiso cada día.⠀

Eligiendo aquí y ahora si queremos volver a repetir el sendero del dolor o queremos comenzar a construir algo diferente.⠀


Llegaron años de crecimiento profundo y de poder acompañar a muchas personas en ese despertar.⠀

Pero lo que la vida me ha regalado hoy es observar que no sólo se trata de transmutar un desierto, sino de reforestarlo.⠀


De sembrar amor allí dónde solo hubo dolor ⠀

De sembrar amor donde solo hubo miedo⠀

De sembrar amor donde sólo hubo crueldad⠀

De sembrar amor en el alma mas herida,

comprendiendo que solamente así,

podremos crear un mundo diferente.⠀


Un alma herida y dañada puede quedar en bucle toda una vida. Envuelta en mecanismos inconscientes que la lleven a maltratarse a sí misma y transitar senderos desiertos.⠀

Pero basta con una pequeña semilla de amor incondicional y verdadero para comenzar a reforestar.⠀

Estamos a tiempo de reforestar en nuestro interior con las pequeñas decisiones diarias ¿Reacciono o me habito a mí misma antes de responder?⠀

¿Doy desde la llenura que me habita o desde la necesidad del reproche?⠀

¿Amo desde la alegría y la paz o desde el compromiso y obligación?⠀

Cada día, vos y yo, podemos decidir reforestar nuestra alma. Para dejar que vuelva a circular por ella el amor que nunca debió dejar de circular.⠀

Solamente personas con este alto nivel de humanidad, hermandad y confianza pueden ser los embajadores de un mundo diferente.⠀

En donde seamos capaces de ofrecer amor incondicional con el sólo propósito de amar.⠀

Para que esa alma herida que tenemos en frente pueda recibir está semilla y el desierto nunca llegue.⠀

No hay palabras que describan la labor de todos las y los voluntarios de MAMÁS EN ACCIÓN, que día a día tocan a la puerta de una habitación de hospital para decirle a ese niño o niña:⠀

– Que no todo esta perdido⠀
– Que existe otra manera de vivir⠀
– Que aquello terrible que les ha sucedido no tiene que definir sus vidas⠀
– Que son amados por el universo, aquí y ahora, solo por ser.⠀

Esa luz de esperanza, de cobijo, de contención y de contundencia que puede frenar hasta el mas cruel desierto de aquellos que perdieron lo que nunca jamás deberia habérseles arrebatado: el amor incondicional.⠀

Gracias en nombre de cada ser que tocan con su amor, gracias por cada minuto.⠀

Sepan que ahi en cada visita son los embajadores del amor universal, la presencia mas pura de la divinidad.⠀

Si te interesa conocer la labor de MAMÁS EN ACCIÓN y contribuir con ellos podes hacerlo aqui.⠀

Gracias Majo Gimeno por la hermosa entrevista que compartimos juntas. Podes mirarla aqui MAMAS EN ACCION

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.