NEGOCIOS CONSCIENTES: QUE SON Y CUÁL ES SU FRAMEWORK DE REFERENCIA

¿Qué son los negocios conscientes?

Un negocio consciente es aquel plenamente alineado a sus más altos valores y dispuesto a hacer de ellos su mayor ventaja competitiva.

También es aquel en el que sus líderes y las personas que componen y dan vida a sus servicios están dispuestos a accionar en profunda conexión con esos valores porque forman parte de sí mismos.

Las decisiones se toman desde ese lugar sin dudas ni cuestionamientos, evadiendo las modas, costumbres y tendencias aunque signifique hacer las cosas diferentes.

El ADN de un Negocio Consciente es la coherencia profunda y valiente con los valores elegidos como parte de su esencia.

Lo más complejo en estas organizaciones es gestionar el negocio desde esa coherencia, porque las distracciones se vuelven invisibles y casi imperceptibles. Es por ello que las personas que dan vida a este negocio deben estar igualmente comprometidas para que se posible y sostenible.

 

2-¿Qué no es un negocio consciente?

Un negocio que enumere hacia afuera valores que no respeta en el interior.

Que ajuste o modifique esos valores a las tendencias del mercado para sacar más provecho.

Que no eleve la competencia y la conversación a otro lugar.

Cuyo impacto en sus consumidores, sociedad y planeta sea negativo.

 

3-¿Cuál es el framework de los Negocios Conscientes?

A-Consciencia

El primer elemento es la consciencia sobre la esencia de ese negocio. Esto quiere decir:

a-Los valores que para ellos son innegociables

b-De que manera aportan valor al mundo

c-Como hacen de ello su mayor ventaja competitiva.

d- Cual es la estrategia para obtener mayor rentabilidad en profunda coherencia con los puntos anteriores.

 

Para definir los valores innegociables es importante ser sinceras respecto de QUE estamos dispuestas a sostener, por qué algunos pueden verse y “sonar” muy en la web, pero si no estamos dispuestos a accionar en coherencia, no estamos hablando entonces de un negocio consciente y no cumplimos con el primer elemento del framework.

Por ejemplo, en mi negocio la personalización es un valor innegociable. No estoy dispuesta a atender a mis clientas de manera generalizada o superficial porque va en contra de mí misma y de lo que mi negocio ha venido a ofrecer al mundo como canal.

Integrar y aterrizar ese valor me lleva  a responder las siguientes preguntas que te invito que te hagas:

 

¿De qué manera eso se refleja en la comunicación con mis clientas? ¿Cómo lo muestro a potenciales clientes?

¿De qué manera eso se convierte en mi ventaja competitiva?

¿Qué decisiones estratégicas debo tomar para que esto forme parte del plan de mi negocio?

¿Cómo esto afecta a mis productos y servicios?

¿De qué manera contribuye a los mismos?

¿Cómo puedo contribuir más  a mis clientes con él?

¿Qué debo dejar de hacer? ¿Cuál es el costo de oportunidad de priorizar este valor y accionar en coherencia?

¿Qué puedo hacer gracias a este valor que mi competencia no hace?

¿Cómo puedo aportar más valor a la sociedad y el mundo gracias a él?

Como verás, es algo mucho más profundo que “solo colocarlos” en la home de la web o en la bio de  las redes sociales.

Es plantar la semilla de lo que será la columna vertebral de todo tu negocio.

 

B-Observación y Respeto

En un negocio consciente no solamente se escucha para reaccionar a lo que los clientes dicen o hacen. Sino que se observa con calma, con respeto y humildad.

Porque es en esa escucha donde se detectan oportunidades en las que podemos contribuir de un manera diferente.

Es esta capacidad de observación atenta y libre de prejuicios la que puede marcarte una evolución que no habías imaginado para tu negocio y para vos.

En ningún momento en los negocios conscientes nos olvidamos que sólo somos personas, aportando y sirviendo a personas. Esta escucha activa es lo que nos ayuda a anticipar necesidades y crear soluciones que aporten más valor al mundo.

Para aterrizar este punto, te invito a que te hagas las siguientes preguntas:

 

¿De qué manera estas dejando este  canal de escucha y observación?

¿Qué preguntas haces para obtener respuestas relevantes?

¿De qué manera tus clientes y comunidad de proveedores y empleados pueden acercarse más?

¿Cómo perciben la confianza tus clientes?

¿Permitís la vulnerabilidad y las personas a cargo saben sostenerla?

 

Si queres construir negocios conscientes que evolucionen de la mano de las personas que has nacido para servir, es imprescindible que estés dispuesta a salir de tus propios esquemas mentales y estructuras psíquicas para observarlos, respetarlos y ayudarlos.

 

C-Coherencia

La coherencia es la alineación entre aquello que se piensa, se dice y se hace incluso cuando nadie te ve.

Es tan importante el back office como el front office.

Es la coherencia entre tu plan de negocio y hacia donde vos queres ir con tu vida.

La coherencia entre los espacios que llenan tu alma y lo que más puebla tu agenda como líder.

La coherencia entre lo que esperas para tu negocio en respeto a tus objetivos y lo que das más prioridad en tu día a día.

La coherencia con la que escribís cada mail, que recibís a cada empleado o contactas con cada proveedor. Es el primer contacto con un cliente y hasta el último también.

Es la comunicación regular con ellos y como los tenes en cuenta en cada decisión que tomas.

Coherencia es todo lo que hace  rentable a tu negocio y la importancia que le des dentro del mismo.

Cualquier desfasaje  que exista en cualquiera de estos puntos genera una inconsistencia y el Universo no trabaja con inconsistencias. Por tanto, las cosas no fluirán tal como deberían.

No se trata de ser mejores o ser perfectos, sino de ser humanos, humildes y comprometidos en regresar al eje cuando nos desviamos de él.

 

D-Acción

En un mundo agitado y lleno de información lo más importante para un negocio consciente es que puedas parar a escucharte y registrar todos los puntos anteriores, para que la acción inspirada que tomes este sostenida en estas raíces profundas.

No se trata de hacer todo el rato o de hacer más que los demás, sino de accionar en coherencia con tu ADN, con tu esencia y con la verdad que sostienen en el negocio consciente.

Quizás para algunos en algún momento signifique hacer más cosas, pero no tiene por qué ser así para todos.

Salirse del ruido y volver a la frecuencia única de esos valores, esa escucha y esa coherencia.

Una líder consciente con esta información ya tiene todo lo necesario para poder tomar las decisiones  y pasar a la acción.

Esto es muy importante porque aunque se trate de accionar en pequeño debemos movernos: a veces sólo se trata de un mensaje, ajustar un lanzamiento, mover un calendario, cerrar un servicio, abrir uno nuevo.

Pero debemos tomar acciones para con ello demostrarle al Universo entero que estamos dispuestos a hacer nuestra parte.

Las acciones conscientes te serán dadas en cada paso, se van develando cada día. Tu trabajo es saber escuchar, saber estar presente y responsabilizarte con información objetiva de las decisiones.

Las acciones conscientes te guían hacia tu evolución y la de tu negocio, no es tu mente.

 

4.¿Cuáles son los indicadores del éxito alineado en un Negocio Consciente?

 

Voy a compartirte lo que para mí es crucial cuando hablamos de un liderazgo consciente de nuestra vida y nuestro negocio.

Todo se resume en la PAZ ENERGÉTICA, EMOCIONAL Y ESPIRITUAL.

 

a-Paz energética

Si al mirar hacia atrás en estos 12 meses observo que tuve desgaste energético, desintegración, enfermedades, dolores de cabeza y falta de vitalidad, creatividad e impulso para poder realizar todo aquello a lo que el Universo me fue “invitando” (recuerda que soy proyectora)… entonces no hubo paz energética.

Porque si soy soberana de mi propio campo energético, eso quiere decir que tomo decisiones conscientes para poder decir que NO a aquello que no me suma y puedo dedicarme con compromiso y perseverancia en aquello que realmente me llena.

Todo lo demás es distorsión, desintegración y por tanto…. No transmite mi camino expansivo alineado.

Ahora te invito a que te preguntes:

 

¿Cómo ha estado tu paz energética en este año?

¿Qué deberías cambiar para el año próximo?

 

b-Paz emocional

Si al mirar estos 12 meses no tuve espacio para sentir, madurar y atravesar las emociones profundas que inundaron mis días ante los cambios de mi vida… entonces no hubo paz emocional.

Porque en este sentido no se trata de no sentir nada o “tenerlo bajo control”, sino de atravesar las emociones en paz, con calma y aceptación. Dándoles el lugar que les corresponde y dejando que me cuenten verdades profundas de mi alma.

Si yo no tengo ese lugar de integración y asimilación, si no puedo darme mis momentos de maduración… si las personas a mi alrededor no pueden aceptar mis limites o escuchar mis verdades… entonces no hay paz emocional.

Para las personas que tenemos el plexo solar indefinido como yo, puede ser menos revoltosa esta paz, porque nuestra tendencia natural es hacia la quietud. Pero eso no significa que nosotras no sintamos grandes verdades aflorar a través de nuestras emociones y que tengamos que aprender a gestionarlas.

Este 2022 fue revolucionario para mí y he invertido mucho tiempo (y dinero) en adquirir herramientas que me ayudaran a lograr esta paz emocional.

Te pregunto entonces:

¿Has tenido esta paz emocional durante este año?

 ¿Qué te ha quitado de ese espacio?

 ¿Qué decisiones debes tomar para hacerlo diferente el próximo año?

 

c-Paz mental y espiritual

Si al mirar estos 12 meses observo una obsesión por querer controlar las cosas, tener todas las respuestas, dominar todos los caminos y querer que todo sea tal como yo lo planeo… entonces no he estado en una frecuencia de paz espiritual.

Porque en este sentido, se trata de poder atravesar TODOS los desafíos diarios de tu vida desde la confianza radical en que todo sucede con un propósito de expansión, amor y crecimiento.

Aunque mi mente no lo entienda, aunque no tenga todas las respuestas, aunque no sepa el para qué.

Mirar hacia atrás y encontrar paz espiritual significa que he sido de confiar en mi alma aun cuando no veía manifestaciones externas. Que me he lanzado al vacío una y mil veces porque sabía que la red aparecería sin dudar.

A este punto no se llega sola, yo he caminado mucho y me he dejado sostener en mi camino espiritual para poder llegar hasta allí.

 

Ahora te pregunto:

¿Has intentado controlar tu 2022?

¿Te has enojado u ofendido cuando las cosas no salían tal como querías?

¿Qué es lo que más miedo te genera?

 ¿Qué necesitas para vivir tú 2023 desde la paz espiritual?

 

Cuando alineamos estos tres puntos es INEVITABLE transitar un camino de expansión, evolución y trascendencia.

De ahí se desprenden los grandes resultados, las grandes recompensas y grandes oportunidades.

De esta alineación se desprenden los milagros y todo lo increíble.

No hay más secreto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *